lunes, 31 de enero de 2011

Borraja con patata

Despedimos el mes de enero como lo empezamos: con una de las verduras invernales por excelencia. He de insistir, eso sí, en que en este caso, la he comprado en conserva, porque resulta muy engorroso limpiarla. Y teniendo a nuestro alcance, verduras envasadas de tan alta calidad que nos facilitan la vida, ¿quién se resiste?

Foto: Mica Sant
Ingredientes para 2 personas
400 g de borraja cocida
1 patata mediana
2 dientes de ajo
2 cucharadas de aceite de oliva virgen
Sal y pimienta

Elaboración
1. En 2 cucharadas de aceite se fríen los dientes de ajo picados. Se añade la borraja cocida, previamente escurrida, y se saltea.

2. Se pela y se corta la patata en trozos irregulares y se pone a cocer en agua con sal. Una vez cocida, se añade a la borraja y se rehoga todo junto, rompiendo un poco más la patata para que liguen los ingredientes.

3. Se pone a punto de sal y pimienta, y se añade un chorrito de aceite crudo por encima.
  
Para mí, lo más sencillo es siempre lo mejor: pocos ingredientes, pero buenos, que destaquen por sí solos y que, a la vez, resalten el conjunto. Por supuesto, este es un plato muy fácil de digerir, lo que ayuda a afrontar el trabajo por la tarde.

domingo, 30 de enero de 2011

El discurso del rey, Barcelona y el ruido

Definitivamente, Barcelona es una ciudad muy, pero que muy ruidosa. Y no a causa de la gente que se divierte en la calle hasta altas horas de la madrugada (contra cuyo incivismo el ayuntamiento ha lanzado una campaña), sino porque es el mismo consistorio, en mi opinión, el que fomenta el ruido diurno y esa horrible forma de incivismo que es atropellar sin consideración la tranquilidad ajena de un domingo por la mañana.

Sí, sí, esta mañana me he desayunado con una carrera popular de esas que tanto gustan por aquí y con el consecuente grupo de tamborileros, no tocando precisamente música de Bach, sino haciendo un ruido atroz justo debajo de mi casa y, por supuesto, con permiso del ayuntamiento para animar el cotarro durante ¡2 horas! Afortunadamente, se han ido antes. ¿Es que no hay suficiente playa ni parques en la ciudad alejados de las viviendas? ¿No se les pasa por la cabeza a los responsables de «cultura» que puede haber ciudadanos que hayan trabajado toda la noche y necesiten descansar, que haya bebés que pueden sufrir un colapso o, simplemente, gente enferma que necesite paz y sosiego? Es lamentable que en nombre de lo popular solo se sepa generar ruido gratuito, como si esa fuera la única manera de que la gente disfrute y se divierta. ¡Hala, jaleo, jaleo!

Hoy, pensaba dedicar esta entrada a El discurso del rey, una película que me ha gustado y que he ido a ver no por su nominación al Óscar, sino por el protagonista, Colin Firth, que me encanta por su naturalidad, su clase y su cara de niño bueno; sin embargo, las circunstancias del día han desviado el tema hacia otro sitio (la actualidad manda). Por cierto, hablando de ruidos, ¿no os subís por las paredes cuando estáis en el cine y retumban más en tu oreja los crujidos de las dichosas palomitas que la música, el diálogo o los silencios (tan importantes) de una secuencia? ¡Fuera las palomitas del cine!

viernes, 28 de enero de 2011

Lentejas con morcilla

Siguiendo la línea de los viernes anteriores, hoy propongo otra receta de legumbres. En la casa de mi madre, siempre se comieron lentejas con verdura los viernes: una costumbre que yo mantengo, pero a la que siempre añado algún bocado del cerdo, tal como aprendí tras mi paso por tierras riojanas:

Foto: Mica Sant
Ingredientes para 2 personas
400 g de lentejas cocidas
1-2 morcillas (según tipo y tamaño)
1 cebolla
1 tomate
1 pimiento choricero
2 dientes de ajo
1 hoja de laurel
Aceite de oliva virgen
Agua y sal

Elaboración
1. En una cazuela con ½ l de agua, se ponen a cocer enteros y limpios, el tomate, la cebolla, el pimiento choricero, los dientes de ajo, un poco de sal y un chorrito de aceite de oliva virgen.

2. Cuando la verdura esté cocida, se saca, se tritura (salvo el laurel) y se vuelve añadir al caldo. A continuación, se añaden las lentejas cocidas y lavadas. Se deja cocer el guiso unos 15 min a fuego lento para que se mezclen bien los sabores y se remueve de vez en cuando con cuidado para que espese un poco. Se pone a punto de sal.

3. Aparte, se corta la morcilla en dados o rodajas, se fríe en 1 cucharada de aceite, cuidando de que no se deshaga, y se añade a las lentejas. Se retira el guiso del fuego y se deja reposar unos minutos.

¡Qué fatalidad! ¡Qué falta de previsión! Cuando me he puesto a hacer las lentejas me he dado cuenta de que no ni tenía tomate ni tiempo para ir a comprarlo; así que he tomado la drástica decisión de hacerlas sin tomate y… Pues están buenísimas. ¡No vamos a echar por alto los planes de un día por un ingrediente!



Menú:
Lentejas con morcilla

jueves, 27 de enero de 2011

Sopa blanca de pescado

Esta sopa es una versión muy libre y algo más sofisticada de un plato tradicional de la cocina de mi madre que algún día explicaré cómo hacer. Se trata de una receta muy fácil, sabrosa y saludable:

Foto: Mica Sant
Ingredientes para 2 personas
1 calamar
150 g de berberechos (o almejas)
150 g de merluza (o rape u otro pescado blanco)
½ cebolla y ½ puerro
½ bulbo de hinojo (opcional)
1 patata pequeña
1 diente de ajo
½ l de caldo de pescado
Aceite de oliva
Perejil
Sal

Elaboración
1. Se abren los berberechos, se corta el calamar en cuadritos, y se reservan. En un cazo con agua hirviendo, se pone el trozo de merluza entero y se cuece 5-10 min; se saca, se deja enfriar y se desmiga.

2. Se pican todas las verduras y se rehogan (sin que lleguen a dorarse) en 2 cucharadas de aceite. Se añade la patata troceada, el caldo de pescado, el jugo de los berberechos colado y el perejil, y se deja cocer hasta que la patata esté tierna. Por último, se tritura.

3. A ese caldo, se añade el calamar y se deja 5-10 min; a continuación, la merluza desmigada y, finalmente, los berberechos. Se retira la sopa y se sirve.

Para el caldo de pescado, he aprovechado el agua de cocer la merluza, al que he añadido unas espinas de rodaballo que tenía congeladas. Como se ve, yo hago un caldo ligero, porque no dispongo de mucho tiempo; pero si queréis uno más consistente, os recomiendo el fumet de Directo al Paladar. Lo hacen de maravilla.



Menú:
Sopa blanca de pescado

miércoles, 26 de enero de 2011

Pasta con brécol, panceta y parmesano

Hoy toca pasta: una fuente de energía asegurada. Además, combinada de forma muy sencilla con una verdura típica de invierno y alguna cosilla más, resulta perfecta para soportar estos fríos de enero:

Ingredientes para 2 personas
Foto: Mica Sant
200 g de pasta corta (macarrones, espirales o similar)
200 g de brécol
2 dientes de ajo
100 g de panceta
40 g de parmesano
Aceite de oliva
Sal y pimienta

Elaboración
1. Se corta el brécol en ramilletes y se cuece en agua hirviendo con sal unos 10 min. Se escurre bien y se reserva.

2. Se pican los dientes de ajo y se fríen, junto con la panceta cortada en dados, en 2-3 cucharadas de aceite de oliva. Se corta en brécol en ramilletes más pequeños y se rehoga en este aceite.

3. Se cuece la pasta en el agua de haber cocido el brécol y, cuando esté al dente, se escurre y se mezcla en la sartén con el brécol. Se pone a punto de sal y pimienta, y se añade abundante parmesano y un chorrito de aceite crudo.

La variedad que he escogido se llama calamarata rigata, elaborada con sémola de grano duro por La Fábrica della Pasta di Gragnano, una de mis marcas favoritas por su alta calidad en pastas secas. Yo la compro en una tienda de productos italianos; pero, si no encontráis esta especialidad o esta marca, cualquier otra pasta corta de calidad resulta estupenda con esta receta.



Menú:
Pasta con brécol, panceta y parmesano

martes, 25 de enero de 2011

Crema de acelgas

¡Pero qué frío hace! En el Mediterráneo no estamos acostumbrados a estas temperaturas; por eso he preparado una crema calentita con una verdura típicamente invernal y, después, algún pescado de nuestro mar o de otro.

Ingredientes para 2 personas
Foto: Mica Sant
200 g de acelgas
1 patata pequeña
½ cebolla y ½ puerro
1 loncha de jamón
Aceite de oliva
Agua
Sal

Elaboración
1. Se pican la cebolla y la mitad del puerro y se doran en 2 cucharadas de aceite.

2. Después se añaden las acelgas y la patata troceada. Se cubren de agua y se cuecen con un poco de sal. Una vez hecha la patata, se tritura todo.

3. En 1 cucharada de aceite, se dora la otra mitad del puerro, cortado en juliana fina, y el jamón picadito. Se sirve la crema con un poco de puerro, jamón y un chorrito de aceite crudo.

He aquí otra excelente forma de comer acelgas. ¡Buen provecho!



Menú:
Crema de acelgas

lunes, 24 de enero de 2011

Butifarra con patatas y ajos fritos

Empezamos una semana más llena de buenas recetas y, quizá, de alguna sorpresa gastronómica. Hoy, la cosa va de comida de urgencia (pues la semana viene muy cargada), pero no por ello menos apetitosa:

Foto: Mica Sant
Ingredientes para 2 personas
2 butifarras frescas
1 patata mediana
6 dientes de ajo
Perejil
Aceite de oliva virgen
Sal

Elaboración
1. Se pela la patata y se corta en trozos irregulares como si fuera para cocerlas. Se calienta el aceite, y se ponen a freír junto con los dientes de ajo sin quitarles la piel, pero a los que, previamente, se les ha dado un golpe con el cuchillo.

2. Mientras, se pone la plancha a calentar y se hacen las butifarras (no es necesario añadir aceite) a fuego medio por todos los lados. Si son muy gruesas, se pueden tapar 5 min para que se hagan bien por dentro. Deben quedar tostaditas por fuera.

3. Cuando las patatas y los ajos estén hechos, se sacan, se salan y se espolvorean con perejil picado. Se sirven con las butifarras.

Las butifarras, como vivo en Barcelona (supongo que más de uno lo habrá intuido), son excelentes en estas tierras. Para mí, una de las mejores carnicerías de la ciudad es La botifarreria de Santa María. Si os acercáis por aquí, no dejéis de entrar y deleitaros con todos sus productos frescos, embutidos, quesos… Además, envasan al vacío; por tanto, todos ellos son aptos para viajeros.



Menú:

Butifarra con patatas y ajo fritos

domingo, 23 de enero de 2011

Mariscal en la Pedrera

Divertida. Una exposición muy divertida. Entrar estos días (hasta el 30 de enero) en La Pedrera de Barcelona es como adentrarse en las páginas de un cómic gigante. 

Desde los cientos de dibujos que te dan la bienvenida en la entrada hasta las tipografías, las bolsas de papel de Camper Kids, los peluches, los platos, las camisetas y todo tipo de objetos, los retratos al óleo, los dibujos de la edición especial de 1.080 recetas de cocina de Simone Ortega o las animaciones de sus simpáticos personajes, todo resulta una gran explosión de alegría y optimismo. 

Una deliciosa broma, muy seria por otro lado, ideada a lo largo de 40 años. ¡Vayan y vean si pasan por Barcelona! Solo puedo decir que he pasado un par de horas muy divertidas.

viernes, 21 de enero de 2011

Garbazos con ropa MS

¡Qué mejor forma de comenzar un frío fin de semana, como anuncian los meteorólogos, que con un buen plato de legumbres! Una costumbre muy sana, heredada de la familia. Os propongo una receta para tomar sin acompañamientos, pues ya viene escoltada por todos sus ingredientes:

Ingredientes para 2 personas
Foto: Mica Sant
300 g de garbanzos cocidos
150-200 g de carne sobrante de cocido o sopa
1 cebolla mediana
2 dientes de ajo
1 tomate maduro
1 cucharadita de pimentón
Caldo del cocido (o agua)
Perejil
Aceite de oliva virgen
Sal

Elaboración
1. En una cazuela, con 2-3 cucharadas de aceite de oliva, se hace un sofrito con la cebolla muy picada, el ajo y el tomate rallado.

2. A continuación, se añaden los restos de carne, cortados en trozos medianos para que se vean. Se rehoga todo y se añaden los garbanzos cocidos.

3. Finalmente, se pone una cucharadita de pimentón y un poco de caldo para que se mezclen bien todos los ingredientes. Se deja reducir el caldo y se pone a punto de sal. Se espolvorea con perejil picado.

Estos platos de aprovechamiento son estupendos. En este caso, la carne sobrante que he utilizado ha sido de una sopa, y he puesto morcillo de ternera y costilla de cerdo, pero también se le podría poner pollo, jamón, tocino, chorizo… Cada cual lo que encuentre por el frigo. Espero que la receta de hoy sirva para calentar un poco cuerpo y espíritu. ¡Buen fin de semana!



Menú:
Garbanzos con ropa vieja MS

jueves, 20 de enero de 2011

Revuelto de coliflor y salmón

Confieso que lo de hoy ha sido todo un experimento. Como la coliflor sola me parecía un poco sosa (aunque a mí, como todas las verduras, me gusta mucho), he decidido añadirle un poco de color y sabor, y, he aquí, que me encontré con el salmón ahumado. Antes de este original revuelto, os recomiendo tomar un caldo calentito con pollo y jamón.

Ingredientes para 2 personas
Foto: Mica Sant
150-200 g de coliflor
50 g de salmón ahumado
3 huevos
Aceite de oliva
Perejil
Sal y pimienta

Elaboración
1. Se separa la coliflor en ramilletes y se cuece en agua hirviendo con sal durante 10-12 min. Se saca y se escurre bien el agua. Cuando se haya enfriado, se rompe en ramilletes más pequeños.

2. En una sartén, se ponen 2 cucharadas de aceite de oliva y se saltea la coliflor a fuego fuerte. A continuación, se añade el salmón, cortado en dados no muy pequeños, y se saltea todo con cuidado de que no se rompa la coliflor.

3. Se echan los huevos sin batir en la sartén y un poco de sal, y se rompen hasta que el revuelto haya cuajado más o menos, a gusto de cada uno. Se sirve con un poco de pimienta recién molida y perejil picado.

Os animo a probar esta receta: la coliflor tiene un sabor muy suave, que se realza con el ahumado del salmón. Una receta ligera y muy completa, que me ha causado una buena sorpresa. ¡Hasta mañana!



Menú:
Revuelto de coliflor y salmón ahumado

miércoles, 19 de enero de 2011

Ensalada de col, zanahoria y maíz

¡Me encanta esta ensalada! Es mi interpretación de la coleslaw, a la que yo añado maíz; porque, ya que es un plato tan frecuente en los restaurantes americanos (aunque su origen sea otro), ¿qué producto hay más americano que el maíz? Normalmente acompaña a la típica hamburguesa, pero yo sugiero tomarla antes de un plato de pasta. ¿Por qué no?

Ingredientes para 2 personas
Foto: Mica Sant
150 g de col
100 g de zanahoria
75 g de maíz cocido
2 cucharadas de mayonesa
½ o 1 cucharadita de mostaza
Vinagre (al gusto)
Sal y pimienta

Elaboración
1. Se corta la col en juliana muy fina y la zanahoria se ralla con un rallador grueso. En una ensaladera se mezclan las verduras con el maíz.

2. Se hace la vinagreta con 2 cucharadas de mayonesa (no muy espesa, aunque siempre se puede aligerar con un poco de agua), la mostaza y el vinagre. Se salpimienta y se aliña la ensalada.

3. Se aconseja dejarla reposar un par de horas, pues el sabor se potencia mucho más.

Buscando por la red, entre mis blogs de cocina favoritos, he encontrado la receta de Carlos Dube en Mercado Calabajío, mucho más elaborada y seguro que buenísima; pero, ¡ay!, los intolerantes a la lactosa nos tendremos que abstener. En su receta, el toque dulce lo pone la manzana en lugar del maíz. Puede que contacte con él para ver qué le parece mi sencilla variación sobre el mismo tema.



Menú:
Ensalada de col, zanahoria y maíz

martes, 18 de enero de 2011

Rape con salsa de tomate

La receta de hoy está basada en la típica forma malagueña de preparar el rape, pero con mi toque personal (que también es el de muchos, para que nos vamos a engañar) que consiste en añadir un buen vino a la salsa. En este caso ha sido un cava, pero puede ser cualquier vino blanco que os guste y que tengáis por casa. Como primer plato, antes de tomar el pescado, os sugiero una rica menestra:


Ingredientes para 2 personas
Foto: Mica Sant
2 lomos de rape de unos 200 g cada uno
1 lata de tomate en trocitos de 400 g
1 cebolla pequeña
4 almendras y 4 avellanas tostadas (puede ser solo almendras o avellanas)
2 dientes de ajo
½ vaso de vino (cava o blanco)
Perejil
Aceite de oliva virgen
Sal y azúcar

Elaboración
1. En 2 o 3 cucharadas de aceite, se fríe la cebolla muy picadita y, cuando empiece a dorarse, se añade el tomate. Se ponen sal y azúcar, y se deja freír.

2. Se trituran los ajos crudos y los frutos secos con el vino. Se añade a la salsa de tomate y se deja reducir un ratito más.

3. Se salan los lomos de rape y se hacen a la plancha a fuego fuerte hasta que estén dorados. Se incorporan a la salsa y se dejan unos 5-10 min para que se hagan bien por dentro. Se sirven con la salsa en el fondo del plato, cortados en medallones y un poco de perejil picado.

Ya veis que esta receta no presenta ninguna dificultad y tiene muy buena presencia. Ahora, eso sí, como decía una tía mía, cocinera profesional: «Todo buen guiso necesita un buen vino». Así que nada de escatimar ni de utilizar tetrabrik.



Menú:

Rape con salsa de tomate

lunes, 17 de enero de 2011

Borraja con almendra y jamón

Comenzamos la semana con un buen plato de verdura. Se trata de una de mis preferidas. Desde que la probé por primera vez en La Rioja, hace más de diez años, ya nunca la he abandonado:

Foto: Mica Sant
Ingredientes para 2 personas
1 bote borraja cocida (unos 400 g)
1 loncha de jamón serrano
6-8 almendras
2 dientes de ajo
Perejil
Sal

Elaboración
1. En 2 cucharadas de aceite se fríen los dientes de ajo y el jamón picadito. Se sacan los dientes de ajo y se reservan. En ese aceite, se comienza a saltear la borraja.

2. Se trituran los dientes de ajo fritos, las almendras y poco de perejil (pero no demasiado finos para que se note el crujiente). Se añade un poco de agua de la borraja y se vierte sobre la verdura. 

3. Por último, se remueve para que se mezclen bien los sabores y se consuma el exceso de agua. Se pone a punto de sal y pimienta negra.

Como se ve, en mi línea de facilitar la vida a todos aquellos que quieren comer sano, bien y sin complicaciones, utilizo borraja en conserva; porque, aunque la fresca es deliciosa, normalmente no disponemos del tiempo ni la paciencia que su limpieza requiere. Así pues, os recomiendo tirar de conservas. A mí las que más me gustan son las de la marca Gutarra (no es publicidad, solo un consejo).



Menú:
Borraja con almendra y jamón

domingo, 16 de enero de 2011

Las tres Españas del 36

El fin de semana ha sido muy tranquilo y lo he pasado en compañía de un libro estupendo, que todavía no he acabado, pero que recomiendo vivamente a quien esté interesado en una parte sustancial de la historia de nuestro país: Las tres Españas del 36, Barcelona, Debolsillo, 2006.

Se trata de un ensayo histórico, escrito por Paul Preston, donde se repasan los años previos a la Guerra Civil española, el conflicto en cuestión y los primeros años de la posguerra, a través de la semblanza de diversos personajes del momento: Franco, José Antonio y Pilar Primo de Rivera, Pasionaria, Manuel Azaña o Julián Besteiro, entre otros.

El libro presenta un mosaico de personalidades muy distintas, todas ellas con sus peculiares caracteres, sus obsesiones, sus debilidades y pasiones, sus grandezas y miserias. Algunos de los personajes se sitúan ideológicamente en los consabidos extremos de la derecha o la izquierda; pero otros, indignados ante la barbarie y defendiendo una posición moderada y racional, acabarán sufriendo las represalias de ambos bandos.

Esta visión de la existencia de una tercera España, cruelmente hostigada por unos y otros, me ha fascinado; pero, al mismo tiempo, me ha causado una enorme tristeza al comprender cómo se debieron sentir esos españoles, que intentaron sin conseguirlo hacer prevalecer la razón frente a la brutalidad, ante el gran fracaso político, social, histórico y humano que fue la Guerra Civil.

viernes, 14 de enero de 2011

Alubias blancas con chorizo asturiano

Esta es mi forma de preparar unas alubias de toda la vida sin grasas innecesarias y sin perder nada del sabor casero. Además, solo tardo media hora en hacerlas; el truco consiste en usar legumbres (siempre de buena calidad) ya cocidas:

Foto: Mica Sant
Ingredientes para 2 personas
400 g de alubias blancas cocidas
½ cebolla
½ pimiento choricero
3-4 dientes de ajo
6-7 granos de pimienta negra
1 hoja de laurel
1 chorizo asturiano (puede ser cualquier otro)
2 cucharadas de aceite de oliva
1 vaso y medio o 2 de agua
Sal

Elaboración
1. Se pone a cocer la cebolla, el pimiento choricero, los dientes de ajo, la pimienta y el laurel en el agua con el aceite y la sal. Cuando la verdura está tierna, se echa (salvo el laurel) en el vaso de la batidora y se tritura todo.

2. Se vierten las alubias, en el agua de haber cocido la verdura y se añade el triturado anterior. Se deja cocer a fuego medio-lento y se remueve de vez en cuando hasta que se consuma un poco el caldo y espese. El guiso no debe quedar ni muy caldoso ni tampoco seco.

3. Se cuece el chorizo aparte para desgrasarlo un poco y se corta en rodajas. Se añade a las alubias y se dejan reposar fuera del fuego unos 5-10 minutos.

¿Qué os parecen? Ya no hay excusa para no preparar en muy poco tiempo unas buenas alubias como las de toda la vida: una forma muy sana y sabrosa de comer bien. No es mala forma de comenzar el fin de semana. ¿No creéis?



Menú:
Alubias blancas con chorizo asturiano

jueves, 13 de enero de 2011

Sopa roja de pescado

Aquí estoy otra vez con una nueva receta, un poco más elaborada, pero muy fácil de hacer. Después de este reconfortante primer plato, os sugiero tomar un trocito de tortilla de patata y cebolla. He aquí la sopita de pescado:

Foto: Mica Sant
Ingredientes para 2 personas
150 g de rape (merluza, bacalao u otro pescado)
250 g de almejas (o mejillones)
1 calamar pequeño (opcional)
½ cebolla y 1 tomate maduro
1 hoja de laurel y 1 diente de ajo
6-8 almendras y perejil
1 l de caldo de pescado
Aceite de oliva y sal

Elaboración
1. Se hace un sofrito de cebolla y tomate rallado, con 2 cucharadas de aceite, una hoja de laurel y un poco de sal. Una vez hecho, se añade 1 l de caldo de pescado (que deber haber hervido unos 20 min con las espinas y cabeza del rape), se deja cocer 5 min y se pone a punto de sal. Se tritura y se cuela.

2. Aparte, se tritura el ajo, con las almendras y el perejil. Se añade al caldo y se vuelve a triturar bien otra vez si se quiere más fino.

3. Se limpia el calamar, se corta en cuadraditos y se añade a la sopa. Se corta el rape en dados y se añade. Aparte, se abren las almejas, se cuela el jugo y también se añade. Se deja cocer 5 min más. Finalmente se incorporan las almejas a la sopa.

Está claro que los pescados y moluscos se pueden cambiar por aquellos que nos vengan mejor. Lo importante es el sofrito y el caldo. Como, normalmente voy con algo de prisa, lo hago solo con pescado; pero, si queréis saber cómo hacer un buen fumet, consultad la página de Directo al paladar.


Menú:
Sopa roja de pescado

miércoles, 12 de enero de 2011

Pasta con calabaza, jamón y aceitunas

Hoy llevo retraso en todo. Menos mal que mi propuesta de menú es una rica ensalada y un buen plato de pasta. Todo solucionado en menos de media hora:

Foto: Mica Sant
Ingredientes para 2 personas
200 g de pasta fresca (pappardelle  o similar)
150 g de calabaza
8-10 aceitunas verdes
8-10 aceitunas negras
½ cebolla
1 loncha de jamón algo gruesa
Orégano
Aceite de oliva virgen
Sal y pimienta

Elaboración
1. Se pica la cebolla no muy fina y, en 2 cucharadas de aceite, se saltea a fuego fuerte hasta que esté tierna. A continuación, se corta la calabaza en dados y se saltea a fuego fuerte hasta que esté tierna. Se pone a punto de sal y se vigila para que se doren las verduras, pero no se quemen.

2. Se pican las aceitunas en trozos grandes y el jamón. Se añaden a las verduras y se remueve todo suavemente.

3. Se cuece la pasta y se incorpora a la salsa anterior, mezclándolo todo bien. Si fuera necesario añadir un poco del agua de la cocción de la pasta. Espolvorear con orégano, pimienta y parmesano rallado.

¡Y está buenísima! Hasta mañana.



Menú:
Pasta con calabaza, jamón y aceitunas

martes, 11 de enero de 2011

Crema de brécol

Seguimos con nuestro plan de dieta sana. En mi caso, no solo porque hay que moderarse y volver a la rutina después de Navidad, sino porque me encantan las verduras. Para completar el menú del día, os propongo continuar con un poco de merluza y más verduras; pero antes, aquí va la crema:

Foto: Mica Sant
Ingredientes para 2 personas
1 brécol
1 cebolla pequeña
1 patata pequeña (opcional)
3 dientes de ajo
1 loncha de jamón
6-8 almendras
Nuez moscada
Aceite de oliva y sal

Elaboración
1. Se pican la cebolla y el ajo, y se sofríen en 2 cucharadas de aceite de oliva. A continuación, se añade el brécol, cortado en ramilletes (y la patata en trozos). Se cubre con 2 vasos de agua y se cuece.

2. Cuando las verduras estén tiernas, se añade un poco de nuez moscada y se tritura todo para que quede una crema fina. Se pone a punto de sal.

3. Se pican el jamón y las almendras (que queden gruesas) y se tuestan juntos en una sartén. Se sirve la crema con el jamón y las almendras.

Esta es una forma diferente de tomar el brécol, pues a veces los ramilletes simplemente cocidos resultan un tanto aburridos. De este modo, enriquecida con el jamón y las almendras, tenemos una crema de brécol de lo más crujiente.



Menú:

Crema de brécol

lunes, 10 de enero de 2011

Estofado de ternera

Empieza una nueva semana con ricas y variadas recetas para compartir. Después de unas alcachofas con salsa de almendra, os recomiendo tomar este suculento estofado:

Foto: Mica Sant
Ingredientes para 2 personas
350 g de ternera en dados
2 cebollas medianas
4 dientes de ajo
1 hoja de laurel
8-10 granos de pimienta
1 clavo de olor
1 cucharadita de pimentón dulce
Unas hierbas aromáticas (tomillo o romero)
Aceite de oliva, vinagre y sal

Elaboración
1. Se secan los trozos de ternera con un poco de papel de cocina y se ponen en una cazuela con 3 cucharadas de aceite de oliva a fuego fuerte hasta que cambien de color.

2. Se pica la cebolla no muy fina, se pelan los dientes de ajo y se echan a la cazuela junto con la pimienta, el laurel, las hierbas y especias, el pimentón, un chorrito de vinagre y la sal.

3. Se baja el fuego y se deja hacer lentamente durante 1 h, hasta que la carne esté tierna y la cebolla y los ajos se hayan deshecho. Se sirve con puré de patata.

Como el estofado tarda en cocinarse un poco más que otros platos, os recomiendo hacerlo de un día para otro. Además, está mucho más bueno. ¡Qué aproveche!



Menú:
Estofado de ternera

domingo, 9 de enero de 2011

Ascenso al Matagalls

La escapada de este fin de semana ha consistido en una excursión estupenda: el ascenso al Matagalls. Se trata del segundo pico con mayor altitud (1.697 m) del Parque Natural del Montseny en Barcelona.

La única dificultad que presenta la subida es el desnivel de algo más de 500 m, que se lleva bastante bien porque se combinan varios tramos empinados con otros llanos, lo que te permite recobrar el aliento e ir admirando el paisaje, más espléndido a medida que se va llegando a la cima. Carles Danon en su blog muestra el recorrido con algunas fotos. 

Desde lo alto, con un viento nada despreciable y un cielo bastante despejado, se puede ver el Mediterráneo con sus barcos, varios rascacielos y el puerto de Barcelona, la montaña de Montjuic, el Tibidabo, Montserrat y, por si no es bastante, los Pirineos, aunque en este momento poco nevados.

Una vez allí y ante una vista tan magnífica, también consuela llevar un bocata de jamón en la mochila para reponer fuerzas: ¡te sabe a gloria! En fin, os animo a realizar esta excursión que viene muy bien para las piernas y el espíritu.